Cultura Español

Susi Ramstein. La primera mujer en tomar LSD y su viaje en tranvía

Susi Ramstein fue la primera mujer en tomar LSD. También fue la primera guía psicodélica. A pesar de estas asombrosas novedades, se ha escrito muy poco sobre ella. Ha sido eclipsada por su jefe más famoso, Albert Hofmann, pero Susi de hecho tuvo su propio “viaje en bicicleta” e hizo sus propias contribuciones a esta historia.

Susi Ramstein fue la primera mujer en tomar LSD. También fue la primera guía psicodélica. A pesar de estas asombrosas novedades, se ha escrito muy poco sobre ella. Ha sido eclipsada por su jefe más famoso, Albert Hofmann, pero Susi de hecho tuvo su propio “viaje en bicicleta” e hizo sus propias contribuciones a esta historia.

Ilustración de Mariom Luna

Asistente de laboratorio de Hofmann

Nacida en Suiza en 1922, Susi era hija de un optometrista. Ella y sus dos hermanos crecieron en Basilea, y cuando era adolescente fue a terminar la escuela en la Suiza francesa, donde aprendió idiomas, comportamiento, etiqueta y habilidades para el hogar. No se esperaba que las niñas en ese momento asistieran a la universidad de manera rutinaria, pero Susi se inscribió en un programa de capacitación con el departamento de Investigación Química Farmacéutica de los laboratorios Sandoz como la única aprendiz. A los 20 años se convirtió en la asistente de laboratorio junior del Dr. Albert Hofmann.

Las responsabilidades de Susi en este rol incluían preparar mezclas químicas, analizar muestras y verificar pruebas. El Dr. Hofmann había estado experimentando con derivados del hongo Claviceps purpurea, alcaloides del cornezuelo de centeno, durante varios años. Creó una serie de compuestos relacionados con el cornezuelo de centeno, incluido el LSD-25, que sintetizó en 1938 para su posible uso como estimulante respiratorio o circulatorio. Como parecía producir sólo una leve inquietud en los animales de laboratorio, se había dejado de lado, pero la intuición de que la sustancia podría tener efectos útiles adicionales que pueden haberse pasado por alto llevó al Dr. Hofmann a resintetizarla en 1943.

Nadie, incluido el propio Dr. Hofmann, ha estado completamente seguro de cómo sucedió que involuntariamente entró en contacto con algunos de los productos químicos el 16 de abril de 1943, cuando experimentó una “condición no desagradable parecida a la intoxicación”, que lo atribuyó a los efectos de absorber una pequeña cantidad. A las 4:20 pm del 19 de abril de 1943, tomó intencionalmente 250 millonésimas de gramo en un vaso de agua. Consideró que esta dosis era tan pequeña que estaba en órdenes de magnitud por debajo del umbral activo de otros alcaloides del cornezuelo de centeno que había estudiado. Su plan era realizar una serie de experimentos, aumentando gradualmente la dosis hasta que se pudiera detectar algún efecto mínimo. Sin embargo, al cabo de una hora, se notó el efecto de 250 microgramos.

Su corazonada algo fortuita, o al menos inspirada, sobre el LSD-25 ha sido conmemorada como el primer viaje ácido, y se ha referido al Dr. Hofmann como el padrino de los psicodélicos debido a este descubrimiento característico.

Aparte de su asistente de laboratorio, Susi Ramstein, no informó a nadie en el laboratorio de sus intenciones, ya que esperaba que una dosis tan pequeña no haría absolutamente nada. “Miss Ramstein” es nombrada como esta asistente en el informe oficial de laboratorio del Dr. Hofmann sobre este experimento, pero su famosa descripción de esta experiencia con LSD, My Problem Child, no la identifica. En el alemán original, sin embargo, las formas femeninas utilizadas en la frase “meine Laborantin, die über den Selbstversuch orientiert war”, indican que el asistente mencionado es una mujer.

El primer viaje en bicicleta

Como informó en LSD: My Problem Child, le pidió a su asistente de laboratorio que lo acompañara en el viaje en bicicleta de 5 kilómetros hasta su casa. Durante su viaje, el Dr. Hofmann dijo más tarde que sintió que progresaban muy lentamente, pero Susi Ramstein le dijo que había tenido que pedalear con fuerza para seguirle el ritmo mientras lo entrenaba en su progreso, ya que estaba experimentando distorsiones visuales. en ese momento. La esposa del Dr. Hofmann, Anita, estaba ausente, después de haber llevado a sus hijos a visitar a sus padres en Lucerna. Cuando él y la Sra. Ramstein llegaron a la casa vacía de los Hofmann, al Dr. Hofmann le preocupaba que su experimento lo hubiera envenenado gravemente. Le pidió a Susi que llamara a su esposa y que le trajera leche de la vecina para que la bebiera como antídoto. En las siguientes horas bebió más de dos litros. Cuando la vecina, la Sra. Ruch, trajo la leche, había asumido la apariencia de una bruja malévola con una máscara colorida.

Dentro de su casa, el Dr. Hofmann se sintió mareado y desmayado; ansioso por haberse causado un daño permanente con su autoexperimentación. Los muebles familiares de su casa asumieron formas amenazadoras y giraron con agitación. Ningún esfuerzo mental o esfuerzo de voluntad pareció alterar esta mentalidad desagradable.

Susi Ramstein permaneció a su lado. No pudo comunicarse con el médico de cabecera, por lo que llamó a un sustituto, que no encontró nada fuera de lo común después de examinar a Hofmann. Sus signos vitales eran normales y, aparte de la ansiedad, las pupilas dilatadas y su incapacidad para formular una oración completa, parecía perfectamente bien.

Esta noticia tranquilizó a Hofmann, quien comenzó a relajarse y disfrutar de las imágenes visuales, aliviado de que probablemente no se estaba muriendo ni estaba permanentemente loco. La Sra. Ramstein notificó a su esposa por teléfono que el Dr. Hofmann había experimentado algún tipo de misterioso colapso y se quedó con él hasta que su esposa regresó. Sabemos todo esto porque el Dr. Hofmann produjo un informe de laboratorio de la experiencia y luego lo describió en su conocido libro. Solo podemos adivinar los pensamientos y sentimientos de la Sra. Ramstein, la primera guía psicodélica, pero a última hora de la noche, cuando llegó la Sra. Hofmann, Susi pudo dejar al Dr. Hofmann en un estado de ánimo positivo y agradable.

Después de este auspicioso autoexperimento, el Dr. Hofmann informó de su experiencia a su jefe, Arthur Stoll, y a Ernest Rothlin, el director del departamento de farmacología de Sandoz en ese momento. Permitieron al Dr. Hofmann continuar con cautela sus autoexperimentos, aunque en dosis mucho más bajas. Sandoz estaba interesado en saber más sobre el potencial de esta sustancia que altera la mente.

Todos los miembros del equipo Sandoz del Dr. Hofmann también participaron en al menos un experimento y Susi Ramstein participó en tres.

“Wuppertal – Bergisches Straßenbahnmuseum – Essener Verkehrs AG Tw 105 Talbot 1927 Kohlfurter Depo 03” de Daniel Mennerich tiene licencia CC BY-NC-ND 2.0

El primer viaje en tranvía

El 12 de junio de 1943, Susi Ramstein, de 22 años, se convirtió en la primera mujer en tomar LSD. Aunque también era la persona más joven en haberlo probado, tomó 100 microgramos, una dosis mayor que la de los colegas masculinos del Dr. Hofmann.

Encontró la experiencia agradable y los efectos agradables. Después de su primer experimento en el laboratorio, tomó el tranvía a casa y encontró que la apariencia de los pasajeros y el conductor de nariz larga eran cómicos. Susi’s compartió sus ideas sobre la experiencia con sus colegas de Sandoz. Sus conocimientos ayudaron a determinar los niveles de dosis para el uso médico de LSD. También tomó algunas de las variantes de LSD que sintetizó el Dr. Hofmann, dihidro-LSD y d-Iso-LSD, que parecían ser menos psicoactivas. Aproximadamente un año después de su última experiencia con LSD, dejó a Sandoz para casarse, pero ya había dejado su huella en la historia de los psicodélicos.

Pensar en las experiencias de Susi con la llegada del LSD requiere un poco de conjetura, juntando detalles del Dr. Hofmann y algunos otros relatos de cerca de esa época. Es fascinante lo que podría haber pensado una joven Susi Ramstein mientras pedaleaba junto a su caprichoso jefe; tal como están las cosas, sabemos que fue una compañera / asistente sumamente servicial y observadora. Es lamentable que no tengamos un relato más completo de primera mano de las propias experiencias con LSD de Susi o de sus experimentos posteriores con otras sustancias. Incluso con los pocos detalles disponibles, podemos vislumbrar levemente a esta joven sumamente curiosa, inteligente y valiente.

Susi Ramstein Weber, la primera guía psicodélica y la primera mujer en tomar LSD, murió en el otoño de 2011, varios años después de la muerte del Dr. Hofmann. Como ocurre en gran parte de la historia más antigua del LSD, los accidentes de tiempo y las circunstancias influyeron en la forma en que se recuerdan y valoran su participación y sus contribuciones. Ahora que el 19 de abril, el “Día de la Bicicleta” se ha convertido en una festividad muy conocida y alegre para los psiconautas, recordemos y celebremos también el 12 de junio, fecha en la que el coraje, el corazón y el cerebro de esta joven ingresaron en los anales de la historia psicodélica.

Este artículo fue originalmente publicado en inglés por Chacruna Institute.

Artículo traducido por Ibrahim Gabriell.

Portada de Trey Brasher.

Únete a nuestro Newsletter / Inscreva-se na nossa Newsletter

Te podría interesar

Loading...