Cultura Español

Ann Shulgin, precursora del resurgimiento psicodélico actual, fallece a los 91 años

Ann Shulgin, una de las pensadoras y autoras más importantes que han guiado el resurgimiento actual del interés por los psicodélicos, murió a la edad de 91 años. Celebramos y recordamos su vida. Esta es una traducción al español del obituario original publicado en inglés en las Crónicas Chacruna.

Ann Shulgin, una de las pensadoras y autoras más destacadas que han guiado el actual resurgimiento del interés por los psicodélicos, murió en su casa el 9 de julio, en compañía de personas que la querían, a la edad de 91 años.

Ann era la viuda y co-conspiradora del legendario químico Alexander “Sasha” Shulgin y era la matriarca de una comunidad de terapeutas, científicos, académicos y exploradores de los reinos abiertos por las sustancias psicodélicas con décadas de antigüedad. Ann era quien mejor entendía a las personas y las complejidades de la psique, mientras que Sasha era un genio en química y psicofarmacología. Cuando se conocieron en 1978, Sasha ya había creado al 2C-B, así como muchas otras moléculas psicodélicas. También había redescubierto la MDMA y había descrito su química y sus propiedades psicoactivas. Él y Ann tomaron nota del potencial terapéutico único de la MDMA, comenzando así su lanzamiento a la prominencia actual.

Ann fue pionera en la exploración de los usos terapéuticos de MDMA y 2C-B, y de varios compuestos relacionados durante un tiempo en que no eran ilegales. Como terapeuta legó y desarrolló métodos para trabajar con estos materiales, incorporando conceptos del psicoanálisis junguiano. Era experta en hacer trabajo con la sombra de los clientes (shadow work) y fue generosa al asesorar a otros terapeutas en este proceso. Ann hizo una influyente presentación sobre el trabajo con la sombra en el Congreso Visionario de Mujeres de 2019.

Juntos, Ann y Sasha concibieron y escribieron dos libros emblemáticos: PiHKAL: A Chemical Love Story (1991) y TiHKAL: The Continuation (1997), que cuentan historias de su relación y su comunidad, entretejidas con recetas para las creaciones moleculares de Sasha y descripciones de sus propiedades aportadas por los colaboradores. Los editores establecidos consideraron que PiHKAL era demasiado controvertido para asumirlo, por lo que los Shulgins comenzaron su propia editorial, Transform Press, para hacer público el trabajo. Puede ser difícil apreciar que no hace mucho tiempo los psicodélicos no solo eran satanizados por los gobiernos y los medios de comunicación, sino que la aplicación de su prohibición a menudo era verdaderamente draconiana. PiHKAL planteó su trabajo a la atención de las fuerzas del orden. Se investigó el laboratorio del patio trasero de Sasha, lo que provocó una gran cantidad de interrupciones y angustias, en última instancia, fuertes multas y, afortunadamente, nada peor. Su segundo libro, TiHKAL, comienza con un recuento de esta experiencia.

Ann nació como Laura Ann Gotlieb en Nueva Zelanda el 22 de marzo de 1931. Su madre era neozelandesa y su padre cónsul de los Estados Unidos. Como resultado de la profesión de su padre, Ann tuvo una educación internacional. Se instaló en San Francisco cuando tenía veinte años, donde estudió arte, se casó con un estudiante de arte y tuvo un hijo, Christopher McRee. En 1960, Ann se casó con el psicoanalista junguiano John Weir Perry, con quien tuvo tres hijos: Alice Garofalo, Wendy Tucker y Brian Perry. Ann y John se separaron en 1969.

A Ann le sobreviven sus hijos, ocho nietos, cinco bisnietos y los innumerables miembros de la comunidad para quienes ha sido una figura materna, una gran maestra y una brújula ética.

Ann se casó con Sasha en el jardín de la Granja Shulgin el 4 de julio de 1981, y su aniversario de bodas se convirtió, junto con el Domingo de Pascua, en una ocasión para reuniones anuales de la comunidad de científicos, académicos y profesionales que trabajaban con psicodélicos, en contra de las corrientes culturales. Las cenas de los miércoles por la noche (más tarde cambiadas a cenas de los viernes por la noche) comenzaron como reuniones periódicas para la familia y la familia ampliada, y se expandieron a lo largo de los años para convertirse en reuniones informales para la comunidad en general. Los Shulgin sirvieron como figuras paternas destacadas, especialmente para las personas cuyas propias familias no entendían ni apoyaban su interés por los psicodélicos. Ann y Sasha se inclinaron notablemente a mantener relaciones abiertas y amistosas con una colección diversa de grupos comunitarios, incluso cuando había competencia o división en facciones entre ellos. Solo en el caso de un comportamiento profundamente reprobable, el de espiar e informar sobre alguien para el gobierno, fue que Ann cerró la puerta a la famosa hospitalidad Shulgin.

Ann modeló cómo vivir como una buena ciudadana en la comunidad psicodélica. Amable, generosa, presente en la conexión, una terapeuta ejemplar y una mentora sabia, su gran corazón se muestra en el brillo de sus ojos. Amaba sobre todo a su familia, a su esposo, a sus hijos y a sus nietos. Y amaba a quienes la rodeaban. A cambio, estuvo en un círculo de amor y cuidado hasta las horas de su último aliento y más allá.

La familia Shulgin sugiere que cualquier persona que desee honrar la vida y las contribuciones de Ann lo haga con un obsequio al Congreso Visionario de Mujeres (WVC). Desde 2008, con el apoyo de Ann, WVC ha destacado con éxito los roles vitales de las mujeres en los psicodélicos, ha honrado a las mujeres pioneras del campo y ha alentado a más mujeres a ingresar al campo.

Portada de Trey Brasher

Nota: Esta es una traducción al español del artículo original que fue publicado en inglés en Chacruna Chronicles. Traducción de Ibrahim Gabriell.

Únete a nuestro Newsletter / Inscreva-se na nossa Newsletter

Te podría interesar

Loading...