Política Español

Conservación del sapo

Aunque en comparación con los monstruos cada vez mayores de la pérdida de hábitat, el desarrollo, el cambio climático y la propagación de patógenos, el “ordeño” del sapo es posiblemente un problema menor, el daño adicional así infligido bien puede ser “la gota que colma el vaso” que desafía la supervivencia de estas especies únicas.

8 de Octubre del 2021
+ posts

Anya Ermakova, Ph.D. es una bióloga conservacionista que investiga la ecología del peyote en los Estados Unidos con el Prof. Martin Terry. Forma parte del Consejo de Protección de Plantas Sagradas de Chacruna.

Incilius alvarius por Joel Sartore, National Geographic. Vea más retratos asombrosos de estos anfibios aquí.

Sobre el sapo

Incilius (antes conocido como Bufo) alvarius, o sapo del desierto de Sonora, es originario del suroeste de los EE. UU. Y el noroeste de México, y habita, como su nombre indica, en el desierto de Sonora. Esta es la especie de sapo nativa más grande de los EE. UU., Alcanzando hasta 20 cm de longitud. Otras características distintivas son: una verruga blanca en cada esquina de la boca, crestas craneales prominentes, glándulas grandes y alargadas detrás de los ojos, piel relativamente lisa de color verde oliva grisáceo, con vientre blanco pálido.

Los sapos del desierto de Sonora están activos desde finales de mayo hasta septiembre, principalmente durante la temporada de lluvias de verano. Durante el resto del año, hibernan bajo tierra. Durante los calurosos meses de verano, son nocturnos y pasan días en las madrigueras subterráneas sombreadas donde es oscuro y fresco. Prefieren vivir cerca de fuentes de agua permanentes, aunque ocasionalmente se pueden encontrar en pastizales semiáridos o incluso en bosques. I. alvarius come prácticamente cualquier cosa que pueda atrapar: una variedad de insectos, lagartos, roedores e incluso pequeñas serpientes venenosas o escorpiones.

La temporada de apareamiento de los sapos se desencadena por el inicio de las lluvias (incluso en cautiverio, estos sapos necesitan la estimulación del agua que cae para comenzar a aparearse). La llamada de los machos no es particularmente fuerte para un sapo de este tamaño y suena como un grito o un silbido. Se aparean en el agua; ya sea piscinas de lluvia temporales o estanques permanentes. Las hembras ponen miles de huevos en hebras largas y pegajosas y los machos los fertilizan externamente. Los renacuajos se metamorfosean después de 6 a 10 semanas. Si las condiciones son las adecuadas, las personas pueden alcanzar la madurez sexual después de una temporada. Esta especie vive al menos 10 años, y quizás hasta 20 años.

Como la mayoría de los miembros de la familia Bufonidae, los sapos del desierto de Sonora tienen glándulas toxinas detrás de los ojos, llamadas glándulas parotoides, que secretan una sustancia lechosa que protege al sapo de los depredadores. Las glándulas adicionales se encuentran en las piernas. Estas secreciones (conocidas coloquial y erróneamente como “veneno de sapo”) contienen varias toxinas, como glucósidos cardíacos, bufotenina y la triptamina psicodélica notablemente poderosa 5-MeO-DMT. Otros componentes de las secreciones del sapo son la serotonina; catecolaminas, como adrenalina y noradrenalina; y esteroles no cardioactivos, como colesterol, provitamina D, gamma sitosterol y ergosterol (Chen & Kovaříková, 1967).

Conoce más sobre Indigenous Reciprocity Initiative of the Americas

Aunque muchos otros sapos tienen secreciones glandulares tóxicas y varias especies contienen bufotenina, Incilius alvarius es la única especie de sapo conocida que también tiene 5-MeO-DMT. El contenido de 5-MeO-DMT del veneno de sapo oscila entre el 15% de 5-MeO-DMT en los estudios anteriores (Erspamer et al., 1967; Weil y Davis, 1994) y el 25-30% de 5-MeO-DMT en una investigación más reciente, con aproximadamente 200-300 mg de 5-MeO-DMT por 1gr. de secreciones secas (Uthaug et al., 2019).

Historia del uso del sapo

Se cree que los actuales “círculos de la medicina del sapo” son un fenómeno relativamente reciente, cuyo origen se remonta a la publicación de un folleto, Bufo alvarius: El sapo psicodélico del desierto de Sonora, en 1984. Aunque muchos otros sapos tienen secreciones glandulares tóxicas y varias especies contienen bufotenina, Incilius alvarius es la única especie de sapo conocida que también tiene 5-MeO-DMT. El contenido de 5-MeO-DMT del veneno de sapo oscila entre el 15% de 5-MeO-DMT en los estudios anteriores (Erspamer et al., 1967; Weil y Davis, 1994) y el 25-30% de 5-MeO-DMT en una investigación más reciente, con aproximadamente 200-300 mg de 5-MeO-DMT por 1gr. de secreciones secas (Uthaug et al., 2019).

Aunque inicialmente se propuso que las secreciones de sapo de I. alvarius tienen una larga historia de uso (Weil y Davis, 1994), no hay evidencia concluyente de fuentes arqueológicas, literarias o etnográficas del uso indígena de estos sapos por sus propiedades psicoactivas (Ott, 1996; Horak et al., 2018; Cortina, 2018). Se cree que los actuales “círculos de medicina del sapo” son un fenómeno relativamente reciente, cuyo origen se remonta a la publicación de un folleto, Bufo alvarius: El sapo psicodélico del desierto de Sonora, en 1984. El autor, bajo el seudónimo de “Albert Most, ”Fue el fundador de la Iglesia del Sapo de la Luz y fue pionero en el uso espiritual del “veneno” del sapo. Dio instrucciones detalladas sobre cómo “ordeñar” a los sapos y luego fumar las secreciones de sus glándulas (Most, 1984). En la reciente temporada de la Farmacopea de Hamilton, Hamilton Morris descubrió la verdadera identidad de Albert Most. Durante varias décadas, el 5-MeO-DMT siguió siendo un psicodélico relativamente oscuro, pero ahora se está volviendo cada vez más popular en una variedad de entornos; desde algunas comunidades indígenas en México hasta la creciente popularidad de los círculos de “medicina del sapo” y el uso recreativo (Davis et al., 2018; Uthaug et al., 2020).

Problemas de conservación

Existe una disminución global alarmante de especies de anfibios debido a la pérdida de hábitat, pesticidas, patógenos y cambio climático (Hayes et al., 2010). Los cálculos basados ​​en las tasas de extinción sugieren que la tasa actual de extinción de anfibios podría ser 211 veces mayor que la tasa de fondo. Un patógeno particularmente notorio que devasta las poblaciones de anfibios en todo el mundo es el hongo quítrido. De las 7800 especies de anfibios, ya ha eliminado por completo a 90 especies y ha provocado una drástica disminución de la población en 501 especies más. La quitidomicosis está afectando a cientos de especies más, aunque es menos mortal para los anfibios en climas más cálidos (Scheele et al., 2019). Las poblaciones de I. alvarius en Arizona ya han dado positivo para el hongo quítrido (Sigafus et al, 2014).

En los Estados Unidos, se presume que I. alvarius está extirpado en California, en peligro de extinción en Nuevo México y considerado vulnerable en Arizona (NatureServe, 2021). En México, se encuentran en la parte norte de Baja California, y en Sonora y noroeste de Sinaloa. Hay planes para un programa de monitoreo actualizado respaldado por la reedición del folleto de A. Most. Aunque la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza enumera a esta especie como de “menor preocupación”, la categoría de riesgo más baja, la última evaluación se realizó en 2004 (UICN, 2021) y muy probablemente no refleja la realidad de la situación actual.

Tejón americano (Taxidea taxus) con un sapo del desierto de Sonora (Incilius alvarius) en la boca, Sonora, México (Gutiérrez-González, 2016).

Debido a la presencia de bufotoxinas, muy pocos animales intentan atrapar o matar a estos sapos. Hay casos documentados de tejones y serpientes de liga e índigo que se los comen, pero sobre todo son los mapaches y los humanos de los que deben tener cuidado. Los mapaches pueden voltear fácilmente a los sapos y morderles la barriga, ilesos por las glándulas parotoides. El aumento de la urbanización y el desarrollo significa que un número cada vez mayor de sapos entran en contacto directo con los seres humanos y sus mascotas. Para las mascotas como los perros, un encuentro con este sapo puede ser letal.

Un gran número de sapos mueren al cruzar las carreteras para llegar a los estanques de reproducción, o cuando pasan el rato en las áreas bien iluminadas de las carreteras atrapando insectos atraídos por las luces de la calle.

Otro problema planteado por el desarrollo es la red cada vez mayor de carreteras y autopistas. Un gran número de sapos mueren al cruzar las carreteras para llegar a los estanques de reproducción, o cuando pasan el rato en las áreas bien iluminadas de las carreteras atrapando insectos atraídos por las luces de la calle. Según Robert Villa, presidente de la Sociedad Herpetológica de Tucson, las carreteras son un “sumidero de mortalidad” donde la “dinámica fuente-sumidero” es evidente; los sapos se congregan cerca de los caminos, y cuando estos sapos mueren o son reubicados, otros sapos de áreas cercanas toman su lugar, creando una ilusión de abundancia, mientras que de hecho, hay agotamiento en las áreas vecinas.

Y ahora, con la creciente popularidad de las secreciones de sapo como psicodélico, los sapos son capturados y sus secreciones de glándulas se recolectan, a menudo en grandes cantidades, para abastecer a un número creciente de centros de retiro y círculos de “medicina de sapo” (ver la foto a continuación). Las secreciones de sapo se promueven activamente como tratamiento para una serie de problemas de salud mental.

Un ejemplo de las redes sociales de cuántas secreciones se recolectan en México (fotografía de Robert Villa).

Aunque “ordeñar” a los sapos y luego soltarlos no resulta directamente en su mortalidad, es un evento estresante que los priva de su protección y puede ser dañino. El estrés puede influir negativamente en la reproducción, la función inmunológica y el crecimiento (Walls & Gabor, 2019) y, si va acompañado de la reubicación de los sapos en un lugar diferente de donde fueron recolectados, podría ser fatal.

Aunque “ordeñar” a los sapos y luego soltarlos no resulta directamente en su mortalidad, es un evento estresante que los priva de su protección y puede ser dañino. El estrés puede influir negativamente en la reproducción, la función inmunológica y el crecimiento (Walls & Gabor, 2019) y, si va acompañado de la reubicación de los sapos en un lugar diferente de donde fueron recolectados, podría ser fatal.

Sapos de I. alvarius con piel y glándulas muy vascularizadas. Este es un efecto inmediatamente visible de un “ordeño” demasiado frecuente en la piel sensible de los anfibios (imagen de Robert Villa).

¿Cuáles son las alternativas?

Un compuesto puro de 5-MeO-DMT se sintetiza fácilmente (por ejemplo, Sherwood et al., 2021) y hay una gran cantidad de plantas que contienen 5-MeO-DMT (a menudo junto con bufotenina y DMT, por ejemplo, Anadenanthera, Virola spp. y muchos otros), algo que no requiere ningún acoso de sapo.

Un compuesto puro de 5-MeO-DMT se sintetiza fácilmente (por ejemplo, Sherwood et al., 2021) y hay una gran cantidad de plantas que contienen 5-MeO-DMT (a menudo junto con bufotenina y DMT, por ejemplo, Anadenanthera, Virola spp. y muchos otros), algo que no requiere ningún acoso de sapo. Otra opción ética es recolectar secreciones de sapos de sapos muertos por choques de vehículos motorizados.

En segundo lugar, desde el punto de vista científico, el 5-MeO-DMT puro es considerablemente más seguro; se puede medir fácilmente la dosis exacta, mientras que la cantidad de 5-MeO-DMT varía en las secreciones del sapo. Incluso el número de alcaloides diferentes varía en el sapo, y es posible que no todos los tóxicos se neutralicen con el humo o la vaporización. El 5-MeO-DMT es el único alcaloide psicoactivo presente en cantidades suficientes para tener efecto. Además, la evidencia hasta ahora apunta al hecho de que el 5-MeO-DMT es responsable de los efectos positivos reportados: se observaron mejoras en las capacidades de atención plena, el estado de ánimo y el bienestar en las personas, independientemente de si usaban 5-MeO-DMT puro o secreciones de sapo (Uthaug et al., 2019, 2020; Davis et al., 2019). Por supuesto, para ciertos usuarios con sus propias creencias culturales o espirituales, el sapo (y sus secreciones naturales) es lo que se valora y aprecia, aunque no hay mucha investigación al respecto.

Arte de Alberto Latorre, psychedelics today

Aunque Incilius alvarius se puede mantener e incluso criar en cautiverio, es bastante difícil establecer condiciones de vida óptimas para garantizar una buena calidad de vida para estos animales a menos que se tenga experiencia con anfibios. Además, los sapos cautivos son más reacios a secretar toxinas que los salvajes, por lo que sería necesario estresarlos aún más.

Conclusión

Aunque en comparación con los monstruos cada vez mayores de la pérdida de hábitat, el desarrollo, el cambio climático y la propagación de patógenos, el “ordeño” del sapo es posiblemente un problema menor, el daño adicional así infligido bien puede ser “la gota que colma el vaso” que desafía la supervivencia de estas especies únicas, especialmente si la demanda sigue aumentando. La biología de la conservación es a menudo una disciplina de crisis, y se toman medidas cuando el daño ya es demasiado grande. Este es un caso en el que tenemos la oportunidad de actuar antes de que se logre un daño irreversible.

Es necesario reflexionar si la expansión de la propia conciencia o el beneficio potencial de uno vale la pena el estrés y el sufrimiento de otro ser.

Algunos creen que incluso hablar de plantas o animales que enfrentan problemas graves en la naturaleza podría aumentar la demanda, pero creo que proporcionar información precisa es una opción mucho mejor. Es necesario reflexionar si la expansión de la propia conciencia o el beneficio potencial de uno vale la pena el estrés y el sufrimiento de otro ser. Creo que muchas personas, una vez que se den cuenta de lo dañino y perturbador que es recolectar secreciones de sapos para los sapos salvajes, elegirían alternativas diferentes, más éticas y sostenibles. En conclusión, me gustaría hacerme eco de Malin Uthaug: “Mi esperanza y deseo para el futuro es que todos nosotros, ya sean consumidores, investigadores, organizadores o facilitadores, lo pensaremos dos veces antes de experimentar 5-MeO-DMT en el el gasto de la presencia continua de una especie que en este planeta vale la pena”.

Portada de Mariom Luna

Este artículo fue originalmente publicado en inglés por Chacruna Institute.

Referencias:

Chen, K. K., & Kovaříková, A. (1967). Pharmacology and toxicology of toad venom. Journal of pharmaceutical sciences56(12), 1535–1541.

Davis, A. K., So, S., Lancelotta, R., Barsuglia, J. P., & Griffiths, R. R. (2019). 5-methoxy-N, N-dimethyltryptamine (5-MeO-DMT) used in a naturalistic group setting is associated with unintended improvements in depression and anxiety. The American journal of drug and alcohol abuse45(2), 161–169.

Davis, A. K., Barsuglia, J. P., Lancelotta, R., Grant, R. M., & Renn, E. (2018). The epidemiology of 5-methoxy-N, N-dimethyltryptamine (5-MeO-DMT) use: Benefits, consequences, patterns of use, subjective effects, and reasons for consumption. Journal of Psychopharmacology32(7), 779–792.

Erspamer, V., Vitali, T., Roseghini, M., & Cei, J. M. (1967). 5-Methoxy-and 5-hydroxyindoles in the skin of Bufo alvariusBiochemical pharmacology16(7), 1149–1164.

Hayes, T. B., Falso, P., Gallipeau, S., & Stice, M. (2010). The cause of global amphibian declines: A developmental endocrinologist’s perspective. Journal of Experimental Biology213(6), 921–933.

Horák, M., Segovia, E. M., & Bello, A. C. (2019). Bufo alvarius: Evidencias literarias y controversias en torno a su uso tradicional { Bufo alvarius: Literary evidence and controversies around its traditional use]. Medicina naturista13(1), 43–49.

Gutiérrez-González, C. E., Gómez-Ramírez, M. A., Gutierrez-Garcia, D., Valenzuela, J., Rorabaugh, J. C., & Flesch, A. D. (2016). Interactions between Sonoran Desert toads (Incilius alvarius) and mammalian predators at the Northern Jaguar Reserve, Sonora, Mexico. Sonoran. Herpetologistl29,(2), 26–27.

Ott, J. (1996). Pharmacotheon: Entheogenic drugs, their plant sources and history. Kennewick, WA: Natural Products Company.

Scheele, B. C., Pasmans, F., Skerratt, L. F., Berger, L., Martel, A. N., Beukema, W.,  Acevedo, A., Burrowes, P. A., Carvalho, T., Catenazzi, A., De la Riva, I. Fisher, M. C., Flechas, S. V., Foster, C. N., Frías-Álvarez, P., Garner, T. W. J., Gratwicke, B. Guayasamin, J. M., Hirschfeld, M. … & Canessa, S. (2019). Amphibian fungal panzootic causes catastrophic and ongoing loss of biodiversity. Science363(6434), 1459–1463.

Sigafus, B. H., Schwalbe, C. R., Hossack, B. R., & Muths, E. (2014). Prevalence of the amphibian chytrid fungus (Batrachochytrium dendrobatidis) at Buenos Aires National Wildlife Refuge, Arizona, USA. Herpetological Reviews45, 41–42.

Sherwood, A. M., Claveau, R., Lancelotta, R., Kaylo, K. W., & Lenoch, K. (2020). Synthesis and characterization of 5-MeO-DMT succinate for clinical use. ACS Omega, 5(49), 32067–32075.

Uthaug, M. V., Lancelotta, R., Szabo, A., Davis, A. K., Riba, J., & Ramaekers, J. G. (2020). Prospective examination of synthetic 5-methoxy-N, N-dimethyltryptamine inhalation: Effects on salivary IL-6, cortisol levels, affect, and non-judgment. Psychopharmacology237(3), 773–785. doi: 10.1007/s00213-019-05414-w.

Uthaug, M. V., Lancelotta, R., van Oorsouw, K., Kuypers, K. P. C., Mason, N., Rak, J., Šuláková, A., Jurok, R., Maryška, M., Kuchař, M., Páleníček, T., Riba, J.,   & Ramaekers, J. G. (2019). A single inhalation of vapor from dried toad secretion containing 5-methoxy-N, N-dimethyltryptamine (5-MeO-DMT) in a naturalistic setting is related to sustained enhancement of satisfaction with life, mindfulness-related capacities, and a decrement of psychopathological symptoms. Psychopharmacology236(9), 2653–2666. doi: 10.1007/s00213-019-05236-w.

Walls, S. C., & Gabor, C. R. (2019). Integrating behavior and physiology into strategies for amphibian conservation. Frontiers in Ecology and Evolution7, 234. https://doi.org/10.3389/fevo.2019.00234

Únete a nuestro Newsletter / Inscreva-se na nossa Newsletter

Te podría interesar

Loading...